Curiosidades

Así se convirtió la bici en un símbolo de libertad para la mujer


Durante siglos las bicicletas han sido un pilar importante en la lucha de la mujer por la igualdad. Lo que hoy vemos como un simple vehículo de dos ruedas fue toda una revolución para el hombre, pero lo fue aun más para la mujer. La bicicleta en el siglo XIX fue todo un símbolo de libertad para las mujeres. Montar en bici suponía todo un desafío. Los hombres pensaban que era poco decoroso, peligroso e incluso argumentaban que podía causar daños físicos.

Por todo ello, la bicicleta se convirtió en una forma de desafiar a la sociedad machista de la época. Susan Anthony, líder estadounidense por los derechos civiles opinaba que la bicicleta era el objeto que más que ninguna otra cosa había contribuido a la emancipación de la mujer: “Le proporciona sensación de libertad y seguridad en sí misma.”, comentaba en una entrevista realizada en 1896. Precisamente así es como las mujeres comenzaron a llamar a la bici: “la máquina de la libertad”.

Hoy el ciclismo femenino vive un auténtico boom

mujer en bici

También la forma de vestir cambió gracias a esas primeras mujeres que se atrevieron a usar una bici. Empezaron a utilizar ropa masculina. Y  hasta se inventaron nuevas prendas, como los bloomer, unos pantalones bombachos fruncidos en la rodilla.

En los últimos años, la bicicleta ha traspasado la barrera del deporte y ahora forma parte entramado urbano de la ciudad. Una práctica que va unida a la concienciación con el medioambiente y a las políticas que promueven el uso de la bicicleta en la ciudad.

Pero algo está cambiando. Se nota en las constantes iniciativas que fomentan la práctica del ciclismo para mujeres, como mujeresenbici.es. Este proyecto incluye una bici escuela donde dan cursos prácticos para que las mujeres aprendan y mejoren con la bici.

Estos clubs, escuelas y asociaciones recalcan el interés de las mujeres por el ciclismo. Este boom asociado al ciclismo femenino no ha pasado desapercibido para los fabricantes de bicicletas: Cada vez hay más marcas que diseñan sus modelos exclusivos para el género femenino.

Una vez seleccionado el modelo de bicicleta, solo hará falta comprar algunas pocas prendas específicas.  Zapatillas, un culote ciclista femenino, preferiblemente de licra, y un buen casco son las más importantes.

Y, por si fuera poco hay estudios que afirman que las personas que practican ciclismo tienen más energía y que este deporte alarga la vida. Todo son ventajas para este vehículo que es sinónimo de libertad, salud y vida.