Curiosidades

La app que descifra tu estado de ánimo y te dice qué comida te sentará mejor


Las emociones que sentimos al comer modifican el sabor de los alimentos. Pero también ocurre al contrario: hay alimentos terapéuticos que ayudan a activar o desactivar ciertas emociones.

Un psicólogo de la Universidad de Oxford, Charles Spence, propone una aplicación que se sirve de un sistema de mapeo facial para detectar la actitud del comensal e indicarle alimentos en consecuencia. “Desde hace tiempo estoy fascinado con cómo la tecnología afecta, influye y altera nuestras experiencias de comida”, comenta. La aplicación será lanzada en 2017  por la empresa Just Eat.

La app que descifra tu estado de ánimo

El invento identifica tu caída de ojos, la tensión de la frente, la posición de tus labios y calcula cómo te sientes. En un artículo de The Telegraph, Spence apuntó a la importancia de que estos inventos pueden detectar estados que, muchas veces, el sujeto ignora.

Si estás bajo estrés, la aplicación te sugerirá un menú con magnesio. Esto significa, por ejemplo, comer nueces o chocolate negro. En cambio, a aquellos que estén exaltados se les recomendará optar por ingredientes que regulen el azúcar en sangre como las legumbres.

“Hay dos caminos aquí: uno es recomendar un alimento para contrarrestar una emoción negativa y otro es marcar o elegir el mejor alimento para una emoción dada”, comenta Spence. “La evidencia sugiere que estamos más abiertos a experiencias más desafiantes cuando todo va bien; en contraste, cuando estamos preocupados, nos inclinamos más comúnmente a regresar a comidas de confort, más complacientes y posiblemente menos saludables”, añade.

La idea de usar este tipo de procedimiento no es nueva. El equipo de Spence lleva usando durante años el mapeo de la expresión del rostro. Pero hacía falta leer y codificar la configuración facial de los músculos. Se trata de una labor intensiva y lenta. “La buena noticia es que los programas automáticos ahora pueden hacer un trabajo razonablemente bueno extrayendo detalles relevantes”, admite.

El objetivo que pretende el psicólogo es que la personalización de la oferta culinaria alcance la de otros productos. El mundo gastronómico debe sumirse al imperio de los datos.

Como demuestra Spence, el sabor es más una experiencia vital que una percepción.