Salud

La chía no es tan buena como parece


Seguro que en los últimos años has oído hablar sobre la chía, o incluso te has sumado al consumo de esta semilla que se ha puesto tan de moda apoderándose de las despensas de todo el mundo. Es cierto que tiene beneficios para la salud y nutrición, es una buena fuente de fibra y antioxidantes, calcio, proteínas y ácidos grasos, pero tiene efectos secundarios y posibles contraindicaciones que seguro no conocías.

La semilla de chía proviene de una planta herbácea perteneciente a la familia de la menta, conocida como Salvia Hispánica, nativa de México y Guatemala, y junto el lino es una de las especies vegetales con mayor concentración de ácido graso alfa-linolénico omega 3.

Aunque fue un elemento básico en la dieta de los aztecas y mayas, ha sido en los últimos años cuando ha empezado a popularizarse y se ha convertido en un súper alimento moderno para muchas personas que quieren cuidar su salud.

Quizás empezaste a echar semillas de chía a todo, pero ¿conoces las posibles contraindicaciones de esta semilla?

1. Problemas gastrointestinales

Estas semillas tienen mucha cantidad de fibra y por lo tanto pueden producir diarrea, hinchazón abdominal y exceso de gases ya que agilizan el tránsito intestinal.

En algunos casos puede producir el efecto contrario y causar estreñimiento. Si consumes chía debes ingerir mucha cantidad de agua puesto que estas semillas absorben muchísimo líquido. El estreñimiento por tanto puede ser causado por no beber líquido suficiente, se recomienda beber entre 6 y 8 vasos de agua al día si consumes esta semilla o cualquier alimento rico en fibra.





Ant.Sig.