Salud

Te alegrará saber que la pasta no engorda


Cada vez que alguien quiere someterse a una dieta para adelgazar elimina la pasta de su alimentación diaria. Pero la realidad es que la pasta no engorda.

Los últimos estudios sostienen que la pasta en realidad no contribuye al aumento de peso. Ni resulta perjudicial para nuestra salud. Más bien al contrario, la pasta es un elemento fundamental de la dieta mediterránea. Cocinada correctamente, nos aporta nutrientes y energía de buena calidad.

Los beneficios de este alimento son en realidad múltiples: la pasta nos aporta hidratos de carbono y ayuda a saciar el apetito. Es una comida sencilla y rápida de preparar. Además se puede complementar con todo tipo de ingredientes y comerla en platos fríos o calientes. Y si nos decantamos por la pasta integral conseguiremos un aporte extra de fibra.

 la pasta no engorda 1

Pensemos en los italianos, que consumen pasta casi de forma diaria. Sin embargo, no se caracterizan precisamente por ser un pueblo con alto índice de obesidad. ¿Cómo es esto posible? El secreto es cocinar la pasta de forma adecuada.

En primer lugar, deberemos renegar de las salsas ya hechas. Las salsas industriales ya hechas tienen un alto contenido en azúcares, sal y grasas. En Italia la pasta se suele acompañar con distintos sofritos y salteados que poco tienen que ver con nuestras salsas preparadas.

Se trata de cocinar alimentos naturales (normalmente verduras, hortalizas y algo de carne o pescado) para hacer del plato de pasta un alimento completo y sano.

LA PASTA NO ENGORDA SI SE COCINA CORRECTAMENTE

Otra de las razones por las que la pasta no engorda es cocerla en su punto justo. Lo de “al dente” de los italianos no es un simple capricho estético.

 la pasta no engorda 2

En realidad, cocer la pasta menos de lo que solemos en España hace que nuestro organismo asimile menor cantidad de almidón. Esto significa que a la larga engordaremos menos.

Acompañar la pasta de pan es otro de los errores comunes en España. Algo que los italianos rara vez hacen. La pasta y el pan son alimentos sustitutivos, como ocurre con el arroz en los países orientales. ¿Verdad que no se nos ocurre comer pan en el restaurante japonés? Pues lo mismo con la pasta.

La pasta no engorda. Siempre que tengamos presente que debemos controlar las cantidades. Un truco para ello es acompañar la pasta de otro plato, por ejemplo una ensalada.

En definitiva, la pasta es parte fundamental de la dieta mediterránea. Una dieta que siempre ha sido calificada como una de las más completas y sabrosas. Ahora sabemos que la podemos consumir con tranquilidad sin perjudicar nuestra salud ni ganar kilos.

¿Te ha gustado?

A continuación, también puedes descubrir 10 hábitos para hacer antes de las 12 de la mañana que te harán perder peso. Solo en DonConsejo.com