Salud

Cómo hacer la vinagreta perfecta para los platos de verano


Con la llegada del calor proliferan los platos fríos y uno de sus elementos más importantes suele ser el aliño para darle un extra de sabor y sustancia a nuestras ensaladas. Y el clásico aliño de aceite y vinagre no es precisamente el más sabroso y original. La alternativa rica es la vinagreta. Pero pronto surge el dilema: ¿cómo hacer la vinagreta perfecta?

En ocasiones las cosas que parecen más sencillas no lo son tanto. Es el caso de la vinagreta. No se trata de rociar sobre nuestra ensalada el aceite y el vinagre. No, la vinagreta perfecta requiere cierta preparación.

  la vinagreta perfecta 1

Lo primero que tenemos que saber es cuáles son los ingredientes. Aceite y vinagre para empezar, claro. Pero con matices: el aceite, mejor si es virgen extra, porque son de mejor calidad y tienen un sabor más profundo. Y en cuanto al vinagre: nada de balsámicos de Módena ni cremas, ni nada por el estilo. Lo mejor es un vinagre suave. Pero otra opción es sustituirlo por zumo de limón (natural), que tiene menos acidez y un sabor más suave.

¿Sal? Al gusto del consumidor. En cualquier caso, si sentís que no podéis prescindir de la sal siempre hay que usarla con mesura. La opción alternativa es no utilizar sal y sustituirla por especias. En una vinagreta podemos echar pimienta, albahaca, cilantro, orégano o cualquier otra hierba.

  la vinagreta perfecta 2

Para una vinagreta neutra nos ceñiremos a ingredientes más clásicos que mariden bien con muchos tipos de alimentos. Pero la creatividad no está ni mucho menos prohibida. Dependiendo de qué alimentos hayamos preparado incorporaremos diferentes ingredientes a la vinagreta. Por ejemplo, podemos utilizar anchoas, cebolletas o jengibre según el plato que queramos aliñar.

Con el aceite y el vinagre tenemos los dos ingredientes principales. Pero falta uno fundamental, que sirve para ligar ambos. Necesitamos un elemento más denso, que suele ser la mostaza. De nuevo, hay mil variedades de mostazas y cualquiera de ellas puede servir para hacer la vinagreta perfecta. Pero no estamos obligados a utilizar mostaza. La podemos sustituir por miel o incluso mayonesa o alioli.

CÓMO HACER LA VINAGRETA PERFECTA

  la vinagreta perfecta 3

Lo fundamental es manejar las proporciones. Debemos mezclar primero el vinagre o limón con el emulsionante y removerlo bien con la ayuda de unas varillas o un tenedor. En cuanto a las proporciones: usaremos aproximadamente el doble de vinagre que de emulsionante. Sobre la mezcla echaremos las hierbas y especias que usemos, así como la cebolla o el ajo picado que podemos utilizar también.

Cuando todo esté mezclado incorporaremos el aceite lentamente, mientras no paramos de remover. Como hacemos con la mayonesa. ¿Cuánto aceite? Aproximadamente el triple del vinagre que hayamos usado.

  la vinagreta perfecta 4

La mezcla bien guardada en un bote puede conservarse en la nevera hasta un par de semanas. Así que ya no hay excusa para hacer la vinagreta perfecta para alegrar nuestros platos de verano.

¿Te ha gustado?

A continuación, también puedes leer sobre los estudios que afirman que la pasta no engorda. Solo en DonConsejo.com