Moda

Muere una modelo adolescente tras desfilar enferma durante horas


Vlada Dzyuba soñaba desde su más tierna infancia con aparecer en las revistas de moda. Lo consiguió el 31 de octubre, cuando solo tenía 14 años. Pero el titular que acompañaba a su fotografía no es el que ella imaginó: “Muere una modelo adolescente después de desfilar enferma durante 13 horas en la semana de la moda de Shanghai.”

muere una modelo adolescente






Al parecer, Vlada Dzyuba llevaba dos meses trabajando en China. Y ya había comentado con su madre el ritmo de trabajo al que era sometida. “Tengo tanto sueño que solo quiero dormir”, le había dicho. ¿Cómo muere una modelo adolescente por agotamiento?

El día de su muerte, la modelo llevaba 13 horas de trabajo cuando se desmayó tras un desfile. La trasladaron al hospital, donde ya ingresó en coma. Y terminó falleciendo dos días después. Según los médicos, la muerte se debió a un fallo multi-orgánico debido a una infección en el sistema nervioso que le había provocado una sepsis.

muere una modelo adolescente

La agencia de modelos china para la que trabajaba Dzyuba ha tenido una reacción que ha desatado la polémica. Han negado cualquier responsabilidad en la muerte de la modelo con las siguientes palabras: “Dzyuba tenía una carga laboral moderada en comparación con la de otras modelos”. Según la agencia, la maniquí rusa había encadenado 16 trabajos en sus dos meses de estancia en China, pero siempre “con descansos regulares”.

Dicen además que dado que Dzyuba no tenía un seguro médico, lo cual era responsabilidad de la agencia rusa con la que trabajaba de forma habitual.

El caso de Dzyuba ha desatado la polémica en el mundo de la moda. Y ha abierto el debate sobre las precarias condiciones en las que tienen que trabajar las modelos. Vlada Dzyuba trabajaba como modelo desde que tenía 12 años.

Al igual que ella, otras muchas jóvenes tenían que enfrentarse a jornadas laborales maratonianas. Entre sesiones de fotos, desfiles, pruebas de vestuario… las jóvenes llegan a trabajar 13 horas al día. El sueldo diario de Vlada era de 7 euros, después de descontarle los gatos de alojamiento y dietas.

Son, por lo tanto, condiciones laborales que rayan en la esclavitud. La mayoría de las chicas se someten a este ritmo con la esperanza de destacar algún día por encima de sus compañeras y convertirse en modelos famosas, como Gisele Bundchen o Adriana Lima, dos de las modelos mejor pagadas del mundo.

¿TE HA GUSTADO?

A continuación, también puedes leer un artículo sobre 5 libros feministas que debes conocer. Solo en DonConsejo.com