Belleza

¡MUY ÚTIL! 5 mascarillas faciales de un sólo ingrediente..


Según mejorconsalud.com puedes hacer 5 mascarillas con solo un ingrediente.

Si nuestra piel es sensible podemos mezclar la mascarilla de limón con agua para evitar irritaciones. Aplicaremos un protector solar para evitar la aparición de manchas al contacto con el sol

Con solo un ingrediente, estas mascarillas faciales te dejarán un piel hermosa, hidratada y sin arrugas. La mejor parte es que apenas y gastarás porque la mayoría de los ingredientes que te mencionamos ya los tienes en casa.

Prueba todas las mascarillas para encontrar la que te da los mejores resultados. Tan solo recuerda no usar dos mascarillas en una misma semana. Lo recomendable es aplicar una cada dos semanas para mejores resultados.

 

1. Miel

La miel es un producto sorprendente. Por ello, no es raro que se haya usado durante cientos de años y que la ciencia le atribuya grandes beneficios.

Entre sus cualidades encontramos que es un excelente revitalizador de la piel facial. Su alto contenido de antioxidantes y sus propiedades hidratantes la hacen perfecta para el uso continuo.

Por eso creemos que es una de las mascarillas faciales que debes tomar en cuenta.

Al ser un producto natural y muy neutro, la posibilidad de efectos negativos es casi nula. La única razón para no usar miel es que seas alérgica a la aspirina o a las abejas.

La miel tiene propiedades antifúngicas y antibacterianas que purifica los poros de la piel al tiempo que se absorben sus enzimas.

Asegúrate de usar miel natural, pues en la miel procesada las enzimas han sido destruidas casi por completo.

Elaboración

  • Para aplicar la mascarilla de miel coloca ⅓ taza de miel (100 g) a calentar en el horno de microondas unos 3 segundos, o hasta que la miel tenga una consistencia líquida pero que toleres al colocarla en tu piel.
  • Usa una brocha para esparcir la miel sobre tu rostro de forma uniforme, evitando el área de los ojos. Deja enfriar y retira con agua tibia y jabón neutro.
  • A continuación, aplica tu crema para el rostro habitual.

2.  Avena¿Eres de los que prepara avena con leche o agua y solo toma la parte líquida?

Mientras que el consumo del líquido nos ayuda a disminuir los niveles de colesterol, la aplicación externa de las hojuelas tiene una acción antiinflamatoria.

Elaboración

  • Si no tienes avena preparada solo necesitas mezclar una taza de hojuelas naturales (30 g) en media taza de agua tibia (125 ml).
  • Cuando tengas una pasta espesa, aplica sobre el rostro y cubre con un paño tibio. Deja reposar unos 15 a 20 minutos y enjuaga con agua tibia.
  • Esta mascarilla te aporta aminoácidos, que te harán lucir más joven y una piel más joven, tersa y suave. Además, habrás disminuido ojeras e hinchazón.

3. Jugo de limón

El limón se utiliza en toda clase de productos de limpieza facial. Además de tener un aroma muy agradable, es un excelente limpiador de la piel por su acidez y vitaminas. Al usar jugo de limón como mascarilla limpiarás los poros de tu piel y eliminas las células muertas.

Elaboración

  • Para esta mascarilla solo necesitas exprimir el jugo de dos limones. Con un algodón lo aplicas sobre la piel con pequeños golpecitos.
  • En caso de que las mascarillas faciales con limón te produzcan molestias por tener piel sensible, mezcla el jugo de los limones con ¼ de vaso de agua (50 ml).
  • Espera 5 minutos o hasta que sientas la piel tirante y enjuaga con agua tibia. Es importante que evites en todo momento que el jugo de limón entre en contacto con los ojos, pues puede ser muy irritante.

También es importante que en los días siguientes a la aplicación de esta mascarilla no te expongas al sol. En caso de hacerlo, procura usar filtro solar para evitar que aparezcan manchas.

4. Yema de huevo

Si eres de las personas que solo comen la clara del huevo con el fin de controlar su colesterol, no tires la yema. Esta te será muy útil para preparar la cuarta de las mascarillas faciales de un solo ingrediente que te recomendamos.

La yema de huevo es rica en vitaminas y minerales que podemos absorber en forma de mascarilla. La proteína del huevo mantendrá tu piel saludable. Las vitaminas te rejuvenecen y suavizan la piel.

Elaboración

  • Lo único que necesitas es colocar la yema de huevo en un recipiente y, con una brocha pequeña o pincel grueso, extenderla sobre la cara. Aplica tanta como sea necesaria para que tu piel quede perfectamente cubierta.
  • Deja que actúe unos 10 minutos y lava con agua tibia y jabón neutro. Aplica un poco de crema para finalizar.

5. Yogur

Las mascarillas faciales de yogur son excepcionales para lograr una piel tersa. Los ácidos lácticos trabajarán a favor de tu cutis dándole brillo, relajarán la piel y retrasarán la aparición de arrugas.

Siempre es mejor elegir el yogur orgánico, o tan natural como te sea posible. De esta forma te aseguras de evitar hormonas y antibióticos que no te benefician.

Otra buena opción es el yogur griego por tener más proteína que los normales. La ventaja de usar yogur griego es que su consistencia lo hace fácil de aplicar.

Elaboración

  • Para esta mascarilla solo necesitas un yogur (125 ml) y una brocha pequeña.
  • Una vez aplicado, reposa 20 minutos y enjuaga con agua tibia.
  • No necesitarás aplicar crema ni nada, porque te dejará una sensación de suavidad.

Las cinco mascarillas faciales que te recomendamos son fáciles de hacer. Tan solo recuerda elegir productos orgánicos y libres de toda clase de químicos. De esta forma te aseguras de dar solo los mejores nutrientes a tu piel.

fuente:  mejorconsalud.com