Salud

Personas tóxicas: cómo detectarlas y librarte de ellas


Las personas tóxicas perjudican nuestro bienestar emocional. Cada día nos rodean personas tóxicas que nos hacen sentir culpabilidad o nos manipulan a su antojo. Saber detectar a esta clase de personas es el primer paso para poder mantenernos alejados de ellas. Te contamos cómo hacerlo.






Lo primero que debemos saber es qué es una persona tóxica. Hay muchas clases diferentes. El rasgo que tienen en común es que nos manipulan, nos hacen sentir culpabilidad y pesimismo… En definitiva, nos roban la energía.

Pero, ¿a qué tipo de gente nos estamos refiriendo? A los chismosos, a los envidiosos, a los manipuladores, a la gente que solo ve el lado negativo de las cosas y nunca para de quejarse…

personas tóxicas 2

Los envidiosos, por ejemplo, son competitivos en exceso y se sienten inferiores a los demás. Siempre que alguien cercano a ellos consigue alcanzar un logro, tratan de boicotearlo por envidia.

Los manipuladores son unas de las personas tóxicas más peligrosas. También son de las más difíciles de identificar, porque aparentan una cosa y en realidad son otra muy diferente.

Los manipuladores parecen gente agradable, pero todo lo que buscan es utilizar a la gente para su beneficio personal. Alguien manipulador no dudará en mentir para lograr sus objetivos. Y aunque parecen empáticos y sociables, solo les preocupa su propio bienestar.

personas tóxicas 3

Los cotillas o chismosos se pasan el día criticando a los demás. Son especialistas en crear conflictos allá donde van, a través de rumores y cotilleos que utilizan para poner a unas personas contra otras. Se parecen a los descalificadores, que solo ven los defectos de la gente que les rodea.

El psicópata es quizás la persona tóxica más peligrosa. ¿Cómo podemos reconocerlos? Tienen un poco de todos los tipos de personas tóxicas anteriores. Son envidiosos y manipuladores, fríos e incapaces de sentir emociones positivas hacia los demás.

Todas estas personas son infelices de forma permanente y consiguen trasladar su infelicidad a los demás. Por eso es tan importante para nuestro bienestar emocional conseguir librarnos de ellos.

¿Cómo librarnos de las personas tóxicas?

Si ya hemos conseguido identificar a alguien de nuestro entorno como alguien tóxico, deberemos protegernos de él. Lo principal que debemos hacer con ellos es mantener una distancia de seguridad, sin compartir información personal sobre nuestras vidas. Porque ellos utilizarán todo lo que puedan en nuestra contra.

Enfrentarnos abiertamente a alguien tóxico no es la mejor opción. En la mayoría de los casos solo conseguiremos tener un amargo conflicto. No tratemos de cambiar a una persona tóxica, no lo conseguiremos.

Por eso, lo mejor es mantener una relación cordial pero distante, siendo indiferentes con ellos. No dejarnos influenciar por sus quejas ni sus cotilleos es la mejor herramienta para darles a entender que no nos dejaremos robar la energía con facilidad. Es probable que lo entiendan pronto y nos dejen en paz.

¿TE HA GUSTADO?

A continuación, también puedes leer un artículo sobre cómo superar una ruptura amorosa en tan solo un mes. Solo en DonConsejo.com